Si echas un vistazo a los accesorios en las principales webs de las grandes marcas, verás que una de las tendencias de este otoño es la gorra marinera. ¡En Zara algunos modelos ya se han agotado!

Es la típica gorra de capitán de barco pero readaptada con diferentes tejidos y colores, la mía la compré hace unos 4 ó 5 años y como todo vuelve y la moda es cíclica, aquí está de nuevo la gorra marinera con estampado “príncipe de gales”.

Es un complemento muy versátil que se puede combinar con todo, excepto con un  chaquetón marinero, si no quieres parecer el capital del Titanic. 

 

 

Me la puse para visitar el Museo Universidad de Navarra, donde pudimos ver una exposición  magnífica. Uno de los espacios que más me gusto fue el video-instalación de Daniel Canogar donde presenta 2.400 dvd reciclados inspirados en las monedas de oro que se cosían en otros tiempos en la ropa y que pasaron a convertirse en discos de plástico y que hoy se conoce como lentejuelas. Es una reflexión sobre la cultura actual y los soportes que utilizamos como almacenamiento de información. Me pareció súper original. 

También se puede ver el espacio destinado a la obra fotográfica de Jose Ortiz Echagüe, donde presenta una selección de fotografías dedicadas a temas religiosos, paisajes y arquitectura.

Además puedes disfrutar de obras de Chillida, Picasso o Tàpies. Un museo que merece la pena visitar. 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

If you take a look at the accessories on the main websites of the big brands, you will see that one of the tendencies of this autumn is the sailor cap.
It is the typical boat cap cap but readapted with different fabrics and colors, mine bought it about 4 or 5 years ago and as everything returns and the fashion is cyclical, here is again the sailor cap with print “prince of Wales” .
It is a very versatile complement that can be combined with everything except a sailor jacket, if you do not want to look like the capital of the Titanic.

I put it to visit the Museum University of Navarre, where we could see a magnificent exhibition. One of the spaces that I liked the most was Daniel Canogar’s video-installation where he presents 2,400 dvd recycled inspired by the gold coins that were sewed in other times in the clothes and that happened to become plastic disks and that today is known like sequins. It is a reflection on the current culture and the media that we use as storage of information. I found it super original.
You can also see the space dedicated to the photographic work of Jose Ortiz Echagüe, where he presents a selection of photographs dedicated to religious themes, landscapes and architecture.
In addition you can enjoy works of Chillida, Picasso or Tàpies. A museum worth visiting.